Samsung, en su evento Unpacking 2019, anunció un teléfono del que ya se sabía por rumores pero que no se tenía ninguna certeza: Galaxy Fold.

Según el vicepresidente de Samsung, Justin Denison, estamos ante “el fundamento del teléfono del mañana”, y viendo todo lo que nos presentaron, estamos convencidos de que dice la verdad.

La idea es simple, aunque la ejecución es muy compleja: un teléfono y una tablet al mismo tiempo. Tendrá una pantalla Infinity Flex, un pánel AMOLED completamente flexible. La pantalla se pliega hacia adentro, con otra pantalla más pequeña en la parte frontal del dispositivo.

Para que las pantallas se vean como una, cuenta con un sistema de bisagras oculto que hace que el teléfono se pliegue. También tiene dos baterías que se unen y 6 cámaras diferentes.

Su sistema App Continuty permite tener más de una aplicación abierta al mismo tiempo. Es decir, se puede tener 3 ventanas simultáneas sin tener que cambiar de ventana o de app.

Ficha técnicas:

  • Pantalla: Display Infinity Flex de 4.6″ (plegado) /7.3″ (desplegado)
  • Resolución:  QXGA+ (2152 × 1536 pixeles)
  • Procesador:  Qualcomm SDM855 / Snapdragon 855 (7 nm)
  • Almacenamiento: 512 GB
  • RAM: 12 GB
  • Soporte para almacenamiento universal flash 3.0 (eUFS)
  • Cámaras: Configuración de tres cámaras traseras, dos laterales  y un sensor único en el otro lado.
  • Batería: Dos baterías combinadas para 4.380 mAh
  • Sistema operativo: Android 9.0 (Pie)

Precio y lanzamiento

El costó de lanzamiento del Galaxy Fold es de 1,980 dólares (casi 38 mil  pesos), y estará disponible el 26 de abril, así que vayan pensando qué vender para poder hacerse de esta bestia de la tecnología.