De por sí Alan Wake es uno de los juegos con mejor narrativa que he jugado últimamente, y si a eso le sumas el interés por hacer una serie de TV, el juego es un gran candidato para tener una gran historia cargada de suspenso, acción e intriga.

Sam Lake, creador del juego, está siendo el productor ejecutivo, y el programa está siendo desarrollado por el escritor y productor Peter Calloway (Cloak & Dagger, Legion).

En una entrevista para Variety, el productor de la serie, Tomas Harlem, dijo:

Alan Wake era básicamente una serie de televisión que se incluyó en un juego. Esa era la visión de Sam. Fue influenciado por The Twilight Zone, Hitchcock, Northern Exposure, mucha televisión de Estados Unidos. Planeamos trabajar estrechamente con Sam en nuestro programa. Sam es parte importante en esto. Este es su bebé.

Por si no sabes de qué va esta historia, Alan Wake narra la vida de un escritor de novelas de terror que viaja a un pequeño condado de Washington par liberarse de un prolongado bloqueo mental. Sin embargo, todo se empieza a tornar más oscuro cuando parece que la trama de su novela empieza a cobrar vida… y a cobrar factura en él y los que lo rodean.

Si jugaste el videojuego sabrás que su narrativa episódica es perfecta para hacer una serie. Respecto a la historia, Sam Lake añadió:

La historia del juego original es nuestro punto de partida, la semilla que se convertirá en una historia más grande que estamos explorando. Ampliaremos el conocimiento de este universo loco y oscuro y profundizaremos en ciertos aspectos de él más de lo que lo hizo el juego.

Como si eso fuera poco, también dijo que utilizaría ideas e historias de la secuela que nunca vio la luz:

Hemos trabajado en múltiples conceptos e historias de juegos para el mundo de Alan Wake que nunca han visto la luz. Todo este material funcionará como una fuente potencial para el show.

Esto hace que no solo se trate de una adaptación o reinterpretación, sino de un universo expandido que añadirá más trama a la ya de por sí compleja e interesante historia de Alan Wake. Esperemos la serie esté a la altura y nos dé muchas horas de diversión.