Disney podrá hacer cosas que no a todos les encanta, pero algo es 100% seguro: sabe qué hacer para vender. Precisamente por eso, según The Holliwood Reporter, acaba de anunciar que Boba Fett tendrá su propia película como spin-off de Star Wars.

Esto de que Disney sabe bien su negocio no lo digo yo, basta con ver los números de sus últimas películas que, a pesar de no ser tan bien calificadas por la crítica y los fans, se la pasan rompiendo récords en el cine. Y sí, puede que la película de Boba Fett pase por lo mismo: odio por un lado y mucho dinero por el otro.

Lo bueno de todo esto es que se dice que James Mangold está en negociaciones para ser el director y guionista de la cinta, lo que sin duda sería una buena noticia tras ver su maravilloso trabajo realizado en Logan. Aunque claro, eso tampoco garantiza absolutamente nada.

Desde su aparición en The Empire Strikes Back en 1980, Boba Fett se convirtió en unos de los personajes más enigmáticos y queridos dentro de la saga, esto gracias a todo el misterio que rodea su imagen. El mercenario cazarrecompensas reapareció en Return of the Jedi de 1983, donde se le puso fin a su historia por andar muy “sacalepunta” peleando contra jedis.

A pesar de todo, Boba Fett se convirtió rápidamente en un personaje de culto, por lo que apareció en libros, fan-films, cómics, series animadas, videojuegos y hasta juguetes. En la segunda trilogía (que cronológicamente es la primera), pudimos tener un vistazo a su historia y saber que era un clon de su padre, Jango Fett.

No tenemos fecha para esta nueva película, pero si el reporte es correcto, sabemos que de hecho estaba programa para ser estrenada en 2018, pero debido a algunos problemas tuvo que ser suspendida y sustituida por la de Han Solo, que se estrenó el día de hoy.