No es secreto que DC Cómics y Warner Bros. han tenido años complicados tratando de competir con el exitoso Universo Cinematográfico de Marvel (MCU), y uno de sus más grandes errores fue tratar de igualar la estrategia de su competencia apresuradamente y sin mucha claridad. Es por eso que, de acuerdo con Toby Emmerich (presidente de Warner Bros.), DC tira la toalla con su universo compartido (DCEU).

Pero esto no quiere decir que se terminarán las películas de superhéroes, sino que dejarán de imitar la estrategia de Marvel y, en vez de forzar películas de Justice League donde apenas da tiempo de presentar a los personajes, ahora se enfocarán en dar más libertad a los directores para que trabajen a sus héroes y heroinas en solitario.

Esta idea surgió a partir del reciente éxito que ha tenido Aquaman, por lo que Emmerich declaró:

Todos sentimos que hemos salido del bache. Estamos jugando con el libro de jugadas de DC, el cual es muy diferente que el de Marvel. Estamos mucho menos enfocados en un universo compartido. Tomamos una película a la vez. Cada película es su propia ecuación y entidad creativa. Si tuviera que decir una cosa sobre DC, sería que siempre tiene que estar centrado en los directores.

Toby Emmerich

Esto en realidad es toda una revelación, porque normalmente los directores tienen que ceder muchas de sus libertades creativas por presiones de los estudios (en este caso Warner) para satisfacer los deseos de hombres de traje que no tienen ni idea de cómo son los universos de los personajes, al menos en general.

Esto también explica las películas sobre las que está trabajando DC actualmente, como The Joker y The Batman de Matt Reeves (que no tienen conexión con el DCEU). Esperemos que con estas declaraciones estemos ante una nueva era de DC y unas buenas películas de todos sus héroes, heroínas y villanos.