Donkey Kong 3: Dai Gyakushuu es uno de esos juegos raros y olvidados por el tiempo. El protagonista es Stanley, alguien a quien no hemos visto más allá de los trofeos de Smash Bros., y para rematar, la premisa del juego no tiene tanto que ver con las entregas anteriores, ya que en vez de saltar objetos para rescatar a alguien, aquí tenías que disparar insecticida para eliminar animalejos y alejar a Donkey Kong de tu jardín.

En 1984 Nintendo vendió una licencia para que Hudson Soft desarrollara varios títulos de sus franquicias, entre ellos Donkey Kong. Muchos de esos juegos han logrado salir a internet de una u otra manera, pero este juego en particular, no lo había logrado hasta ahora.

Un grupo de fans japoneses muy dedicados unieron fuerzas en una subasta para ofertar por un disco floppy con una copia de Donkey Kong 3: Dai Gyakushuu. Ganaron la copia por 44,500 yen, lo que es equivalente a 420 dólares, aproximadamente.

Como buenos fans comprometidos con la causa, buscaron la manera de liberar el juego a las masas. Lograron hacer un juego que no es exactamente el original, pero sigue manteniendo a Stanley y a Donkey Kong, solo que los escenarios y algunos detalles más, han cambiado. El título se llama Donkey Kong 3: The Great Counterattack.

Gracias a este grupo de fans, hoy tenemos un poco más de historia de los videojuegos accesible para todos.