Las loot box, o cajas de botín, fueron un tema controversial en 2017, donde la idea de brindar accesorios de paga causó una revolución en títulos como Counter Strike, Rocket League y Overwatch.

Star Wars: Battlefront vendió cajas de botín que ofrecían mejoras NO estéticas, convirtiendo la experiencia en un Pay to Win. Títulos como Overwatch solo ofrecen trajes o skins para los personajes, pero eso no quiere decir que siga siendo una práctica aceptable hoy en día.

El tema se complicó a tal extremo donde las cajas de botín fueron retiradas de títulos y terminaron convirtiéndose nuevamente en cosas 100% estéticas.

Las cajas de botín deberán informar al consumidor

Después de muchas críticas donde mencionan que este tema es similar a las apuestas, se ha tratado de llegar a un punto donde todos ganen.

Hoy la Asociación de Software de Entretenimiento (ESA) informó que empresas como Microsoft, Nintendo y Sony están trabajando para mejorar esta experiencia:

Microsoft, Nintendo y Sony han indicado a la ESA un compromiso con las nuevas políticas respecto al uso de cajas de botín.

Ahora es necesario divulgar la rareza o las probabilidades de obtener accesorios y brindar a los jugadores información para tomar una mejor decisiones de compra.

Más empresas se están uniendo a esta iniciativa

Algunas empresas se encuentran a favor del tema como lo es Activision Blizzard, Bandai Namco Entertainment, Bethesda, Bungie, Electronic Arts y muchos más.

Nintendo emitió una declaración después del anuncio de la Asociación de Software de Entretenimiento mencionando lo siguiente:

En Nintendo es muy importante garantizar que nuestros clientes puedan tomar decisiones informadas.

Nintendo requerirá la divulgación de las tasas de probabilidad en los juegos de Nintendo Switch que ofrecen artículos virtuales aleatorios en cajas de botín. Este requisito se aplicará a todos los juegos nuevos e incluye actualizaciones de los juegos actuales.

Considero que revelar la probabilidad de obtención de un articulo vía loot box es importante para brindar una mejor experiencia de compra a los consumidores. Sobre todo cuando los jugadores buscan obtener algún aspecto de personaje en extremo raro o exclusivo.

Fuente: Eurogamer