Si fuiste de esos desafortunados que no pudo ver en el cine a la ganadora del Oscar como mejor película animada Spider-Man: Into the Spider-Verse; o peor aun, no sabías que ya la puedes conseguir en forma física y digital, seguro querrás agregarla a tu biblioteca de películas.

Spider-Man: Into the Spider-Verse es realizada por Sony Pictures Animation, Marvel Entertainment y Columbia Pictures. Es dirigida por Bob Persichetti, Peter Ramsey y Rodney Rothman. El guión corrió a cargo de Phil Lord y Rodney Rothman.

¿Pero de qué va Spider-Man: Into the Spider-Verse? Para los que no lo sepan, en el mundo de nuestro amable vecino de Nueva York siempre se ha utilizado la figura del multiverso, donde cada uno posee su propio Spider-Man.

Y si nos ponemos más específicos, en las publicaciones de Marvel Ultimate se rehicieron los universos de nuestros superhéroes favoritos en una versión más contemporánea. Aquí nació otro Spider-Man que pertenece a la Tierra-1610 (para que te des una idea de la cantidad de universos que hay).

Pero regresando al Spider-Man original: todos conocemos a Peter Parker, quien fue mordido por una araña modificada genéticamente y ha llevado el manto de Spider-Man ya por varios años. Es bien conocido por nunca rendirse y siempre levantarse para defender a la gente de los villanos, pero ¿y si hubiera otra araña? Pues sí la hay, y mordió a Miles Morales, protagonista de Spider-Man: Into The Spider-Verse.

El joven Miles es un estudiante de una escuela de élite (reciententemente) que vive con su padre y su madre, pero su vida cambia al ser mordido por una araña.

Ahora tratando de buscar respuestas se topa con Spider-Man, un súper Colisionador y varios villanos que desatan el caos entre las realidades, trayendo a varios Spider-Man de distintas dimensiones.

Todo comienza con su mentor, un Peter Parker más viejo  que ha tomado varias decisiones incorrectas y no la está pasando de lo mejor; Gwen Stacy, la joven e irreverente Spider-Woman; Spider-Man Noir, salido de los años treinta donde no existe el color; Peni Parker, que tiene una conexión psíquica con una araña que… ¿controla un robot?… bueno, es la versión ánime; y Spider-Ham un puerquito de un universo más caricaturesco. Juntos deberán encontrar la forma de arreglar el problema de las dimensiones mientras Miles aprende a ser Spider-Man.

La animación es definitivamente lo mejor de Spider-Man: Into the Spider-Verse. Es todo un deleite a los ojos, en especial ciertas escenas que son más como viñetas de los cómics, pero las partes de acción son todo un viaje entre la paleta de colores cambiando continuamente, siempre fluido y que te tendrá al filo del asiento.

Pero no solo eso, porque contiene una excelente historia bien desarrollada con grandes personajes que te darán esa empatía hacia cada uno de ellos.

La comedia es uno de sus factores más fuertes, y hace referencia a muchas cosas de Spider-Man, desde las películas de Tobey Maguire hasta la primera serie animada. Pero no te preocupes, ni siquiera hay que ser un experto, pues casi todo lo has visto alguna vez en un meme, pero no por eso son chistes tontos y mal ejecutados, sino todo lo contrario. Para los más clavados de Spider-Man, encontrarán bastantes easter eggs que todavía les hará más amena la película.

En conclusión: es una de las mejores películas de Spider-Man, les aseguro que no se arrepentirán de adquirirla. Además, si les gustan las películas dobladas al español, les digo que se hizo un gran trabajo, por lo que es buena para disfrutarse tanto en este idioma como en el original.

Y por si querían saberlo, sí cuenta con una escena poscréditos bastante épica, así que no pierdan tiempo y háganse con su copia de Spider-Man: Into The Spider-Verse en digital o físico.