Desde el lanzamiento del Switch, los desarrolladores estaban preocupados por el comportamiento de venta que tendría la consola no sólo en su hardware, sino en su librería de juegos. Particularmente, EA lanzó FIFA 18 como una mera simulación de lo que ocurriría con las ventas del juego, dejando en claro que si fueran suficientemente atractivas, seguirían lanzando títulos para la consola.

Después de 15 semanas del lanzamiento, según el reporte de Dengeki Online, la versión del juego en Nintendo Switch ha vendido más copias en Japón que las de consolas  competidoras. Este fenómeno no sólo se ha visto en Japón: en Francia logró vender 73,000 copias. Así que esperemos que EA cumpla su promesa con el lanzamiento de más juegos para la consola de Nintendo.