Antes de empezar con la reseña de Vampire: The Mascarade, déjenme arrancar con un dato que deben saber: White Wolf es la editorial de juegos de rol que más he leído desde su primer libro en 1991. Para quienes no sepan de su trabajo, son los que hicieron World of Darkness (Mundo de Tinieblas, pues), Exalted, Vampire, Werewolf, Changeling y muchos otros juegos neogóticos que pusieron los elementos de terror y oscuridad en las mesas de rol desde ese año.

Otra cosa importante es que sí, el libro está escrito por y para adultos, además de que habla de unos seres malditos que matan para sostener su propia no-vida, por lo que temas sensibles como religión, muerte, fascismo, pedofilia, entre otras porquerías de la humanidad están presentes, así que si eres sensible a estos temas (por la razón que sea) o simplemente no te gusta saber de ellas, mejor no continuar leyendo ni comprar este libro (para más información sobre este debate, sigue este enlace y este otro).

Ahora sí, les cuento que apenas esta semana nos llegó una versión del manual en PDF gracias a nuestros amigos de Über Strategist, por lo que pudimos conocer su contenido y hacer esta reseña.

Como todo libro de White Wolf, el objeto en sí es un pedazo de arte que, aunque no te interese el juego, vale la pena tener por su calidad artística y narrativa. Nada más con ojearlo se me antojó tenerlo en formato físico, aunque para eso tendré que esperar un poco más…

Y bueno, regresando a su contenido, el libro empieza como siempre ha empezado White Wolf: con varias páginas de ficción que te sumergen en el ambiente necesario para jugar un juego oscuro y de terror.

En este caso, Vampire: The Mascarade se mantiene fiel a la tradición y el arte simula texto hecho con una máquina de escribir sobre papel ahuesado, pero eso sí, hay elementos actuales como un teléfono, audífonos, periódicos y fotos al lado de las hojas. Por cierto, entre esos elementos hay notas, páginas de internet y una cuenta de Instagram, todo plan con maña de White Wolf para que te claves en la textura (bien ahí, White Wolf).

Ficción en Vampire

Las páginas están dirigidas a Alex, un neonato que aparentemente acaba de pasar el sufrimiento del abrazo y no tiene idea de nada más, porque en la carta le explican términos como la Bestia, Caín, príncipe, mascarada, antedeluvianos, diablerie, jihad, etc., nada que el jugador veterano no conozca ya. Pero también hay cosas más recientes que la carta menciona, como una Segunda Inquisición, un movimiento anarquista que se opone a la Camarilla, y otras facciones de vivos y no-muertos que iremos conociendo mientras devoramos las páginas del manual.

La carta termina con varios guiños a la cultura y literatura universal, porque la remitente es nada más y nada menos que la legendaria… ¿saben qué? Mejor no les arruino la sorpresa, pero sepan que la autora, quien además es familiar y sire de Alex, es un gran personaje histórico…

La ficción continúan y continúan hasta la página 33, donde por fin empiezan los conceptos del juego propiamente hablando (lo digo sin quejarme, eh). A partir de ahí nos explican qué son los kindred, la jihad, los clanes, las disciplinas, etc. También hay muchas páginas dedicadas al narrador, para que sepa poner la atmósfera, manejar bien el sistema feudal que los vampiros honran consciente o inconscientemente, y cómo planear las crónicas.

En todo esto nos explican sutilmente y siempre al margen de historias y ficción cómo funciona el sistema y qué nuevos elementos hay respecto de la edición anterior. Como cualquiera que haya leído antes un libro de White Wolf, la lectura es muy ligera, rica y fácil de seguir, lo que se refleja en su sistema basado en dados de 10 que también es muy fácil de aprender e implementar.

Algo que debo mencionar es el cambio en los clanes. ¿Recuerdan la versión anterior, Vampire: The Requiem? Tuvo muchos clanes nuevos y se pasó por el arco del triunfo a muchos otros clásicos, lo que provocó la ira de varios fans. Pues en esta versión regresan a sus orígenes y veremos solamente (al menos hasta ahora) los siete clanes clásicos: Brujah, Gangrel, Malkavian, Nosferatu, Toreador, Tremiere y Ventrue (sin contar a los Caitiff o a los de “sangre ligera”). Aunque, seguramente, pronto veremos también al Sabath y a algunos clanes independientes.

Clan Brujah

Y como esta edición se enfoca en traer Vampire: The Mascarade al mundo moderno hiperconectado, no podía faltar una sección enfocada en el equipo, donde podremos encontrar varios inventos ingeniosos como una “sunbag” para dormir en la calle, XScopes para descubrir no-muertos, además de armas convencionales y otras no tanto.

Si quieren comprar el maravilloso manual de Vampire: The Mascarade, pueden hacerlo por la fuerte cantidad de 40 libras esterlinas desde la tienda oficial. Y aunque sé que no es cualquier cambio de las tortillas, créanme que vale cada centavo.

Después de varios años de oscuridad, creo que ha llegado el momento de abrazar a tus amigos y regresar al Mundo de las Tinieblas como el maldito que eres.

Si quieren saber más de White Wolf y Vampire: The Mascarade, vean el documental que ya reseñamos con anterioridad.

Vampire The Mascarade
8.3Overall Score
Desarrollo argumental8.5
Diseño de personajes (NPC)7
Narración9
Arte8.5
Reader Rating 0 Votes
0.0