Recientemente salió para Nintendo Switch la compilación Collection of Mana, que es un paquete con los primeros tres juegos de la saga Seiken Densetsu de Squaresoft, que traducido sería La Leyenda de la Espada Sagrada. Pero como ya saben que años atrás siempre cambiaban los nombres para que fueran más occidentales, el primer juego Seiken Densetsu: Final Fantasy Gaiden para Gameboy tomó el nombre en Europa de Mystic Quest; y en EUA como Final Fantasy Adventure. La segunda entrega, que fue con la que tomó fama esta saga, estuvo bajo el nombre de Secret of Mana; y la tercera como Trials of Mana, aunque originalmente son Seiken Densetsu 2 y 3.

La historia de Secret of Mana relata que una civilización empezó a prosperar gracias al poder del maná, pero no fue suficiente con lo que tenían, por lo que crearon la Fortaleza de Maná. Esto no le dio gracia a la diosa, quien envió bestias a destruir esta terrible arma y, con casi todo destruido por la violenta guerra, el maná casi desapareció por completo, hasta que un héroe empuñando la espada de maná pudo destruir la fortaleza y con esto el mundo volvió a estar en paz.

Mucho tiempo después esta historia se convirtió en leyenda, pero como un ciclo la historia tiende a repetirse, y un chico llamado Randi, de la aldea Potos, sacó la espada sagrada que según la leyenda protegía su aldea, por lo que lo desterraron, aunque también se dice que en tiempos de peligro un héroe tomará la espada para proteger el mundo una vez más.

Randi sacando la espada en Secret of Mana

Todo esto lo relata el caballero Jema, quien lo lleva con Luka, la guardiana del Palacio de agua, y custodia una de las semillas de maná. Randi tendrá que forjar su arma obteniendo los orbes de las bestias que drenan el poder de la espada y el poder del maná de las distintas semillas, todo para obtener nuevamente el equilibrio del maná restaurando el poder de la espada.

Diáologo en la ciudad

Esto no será nada fácil tomando en cuenta que el imperio quiere volver a utilizar la fortaleza de maná, lo cual sería una catástrofe para el mundo entero. Afortunadamente no estará solo, porque lo acompañará una linda chica llamada Primm, que tiene sus propios motivos para aventurarse en este mundo, y Popoi, un pequeño duende que ha perdido su memoria y cree que puede recuperarla con las semillas de maná.

Dentro de un área

Lo que caracterizó a este RPG es que las batallas son en tiempo real y no por turnos, como se acostumbraba, todo gracias a su menú que te dejaba consumir ítems, cambiar de armas en plena batalla, y el uso de magias gracias a los espíritus del maná.

Ítems en Secret of Mana

Las armas pueden ir subiendo de nivel, lo que te permite dar ataques más fuertes, pero debes cargarlos, lo cual no siempre puede ser la mejor idea, porque así como tú puedes trabar a los enemigos durísimo, te la pueden hacer a ti, más cuando tu personaje esquiva y defiende en automático. Para evitar esto debes pensar bien en qué estrategia vas a tomar para que los otros personajes se comporten durante la batalla, y también vale ir intercambiándolos porque cada uno irá subiendo el arma que lleve equipada, pero no se comparte el nivel, así que define bien cuáles usará cada personaje.

Pelea con enemigos

Otra cosa que difiere de sus hermanos los Final Fantasy (muy de moda en ese momento) es no salir a un minimapa al abandonar un pueblo, castillo o zona, o sea que siempre se mantiene el aspecto de los personajes respecto al escenario al ir caminando a tu destino.

El camino entre zonas

Las bestias que te dan los orbes, osea los jefes de área, pueden ser sumamente complicados si no los abordamos de forma correcta, porque son retadores a más no poder. Y sí podemos “granjear” experiencia un poco para subir de nivel y que todo sea más fácil, pero muchos disfrutamos más de la estrategia, que además debes tener sí o sí, porque aunque llegues con un nivel mucho mayor, si te descuidas terminarás encontrando tu muerte.

Uno de los jefes

Por donde le busques es una historia bien armada, con grandes personajes que se van desarrollando a lo largo del juego. La trama tiene unos giros que te emocionan sin lugar a duda, y terminas satisfecho al concluir Secret of Mana por todos y cada uno de sus elementos que se presentaron.

Escena de Secret of Mana

El juego salió originalmente en 1993 para el SNES. Trabajaron en él Koichi Ishii y Hiromichi Tanaka, quienes ya habían trabajado en Final Fantasy; mientras que en el apartado musical el compositor de esas increíbles melodías fue Hiroki Kikuta.

Escena de Secret of Mana

En 2018 tuvo un remake que era exactamente igual pero con mejores gráficos, algo que agradecemos todos los fans de esta franquicia. Pero para los que gustan de la versión original, está en el Collection of Mana. Si hay algo que no está muy bueno de esta versión es que no viene en español, pero si lo jugamos así en ese entonces, no lo veo como un gran problema ahora, por lo que sin duda disfrutarás de esta joya.

Secret of Mana
Es un RPG diferenteHistoria sumamente inmersivaGran apartado musical
El gameplay no es tan intuitivo y cuesta un rato entenderloLos enemigos pueden trabarte y no puedes hacer nadaNo viene en español
8.5Clásico imperdible
Desarrollo argumental9.2
Diseño de personajes8
Gameplay7.8
Gráficos9