Todo el mundo creía que A Way Out sería un juego cualquiera, ahí medio bueno, medio malo con una historia entretenida y no más. Sin embargo, los primeros sorprendidos ante el éxito de este videojuego fueron sus mismos desarrolladores.

Así lo expresó la cuenta oficial de Twitter de Hazelight Studios cuando vieron que en dos semanas lograron vender un millón de copias, una cifra nada desdeñable:

Si no sabes de qué va A Way Out, ve aquí nuestra reseña y saca tus propias conclusiones.