Death Stranding llega en exactamente un mes a nuestros PlayStation 4 y el sistema de clasificación de los videojuegos -la ESRB– ya dejó su marca en la nueva exclusiva de Sony.

Tal y como se esperaba, Death Stranding ha sido clasificado M (Mature 17+) por contener sangre, violencia intensa, lenguaje fuerte y desnudez parcial. Conociendo lo trabajos anteriores de Hideo Kojima (que de por sí ya estaban censurados gracias a Konami), esto no sorprende a nadie.

Entrando más a detalle, la descripción de la ESRB menciona lo siguiente:

Los jugadores controlarán a Sam Porter mientras transporta paquetes dentro de un mundo post-apocalíptico. Mientras viaja, puede ser atacado por personas o apariciones fantasmales.

Los jugadores usarán granadas, escopetas y otras armas de fuego para matar a sus enemigos; las peleas reflejan disparos reales, baños de sangre y gritos de dolor.

Aún hay más, sin embargo debo hacer una pausa y detener a cualquiera que no quiera saber más sobre lo que sucederá en el juego. Aunque la descripción no es del todo específica, explica escenas que aún no hemos visto en la historia.

Las escenas cinematográficas reflejan instancias aún más violentas: un aduto y bebé disparados (este último por accidente), un personaje disparando en la frente a un paciente en coma y un hombre apuñalándose a sí mismo repetidas veces.

Otras escenas exponen la parte posterior del cuerpo totalmente desnuda y las palabras “fuck” y “shit” aparecen repetidamente en los diálogos.

Como ves, tenemos ocurrencias típicas de Kojima y que se vieron antes en Metal Gear Solid. Espera grandes similitudes en cuanto al humor entre ambos títulos, ¡estamos hablando del mismo genio después de todo!

Dejando fuera el tema de la ESRB, Death Stranding también está por estrenar su propio álbum, ¿ya lo checaste?

El juego llegará exclusivamente a PlayStation 4 el próximo 8 de noviembre.

Fuente: ESRB