Una de las noticias de Nintendo que mejor nos cayó en E3 2018 fue que por fin tendríamos Dragon Ball FighterZ para Switch, aunque no sabíamos cuándo.

Pues recientemente, Bandai Namco ha comunicado que ese día es el 28 de septiembre en América y Europa, mientras que en Japón estará disponible un día antes.

El contenido base será idéntico al de PS4 y Xbox One, con la posibilidad de adquirir por separado al resto de personajes que han ido llegando en forma de DLC.

Y para que los usuarios le echen ganas a la preventa que actualmente ya está disponible, esta modalidad de compra vendrá acompañada por una serie de incentivos. Uno de ellos dará acceso inmediato a Goku y Vegeta con su transformación en Super Saiyan Blue, y el otro será una copia digital de la versión japonesa de Dragon Ball Z: Super Butoden de Super Nintendo.

Dragon Ball Z: Super Butoden