Después de una ausencia de casi 8 años, Activision y Infinity Ward regresan a la saga de Modern Warfare, aunque no de la manera que pensaríamos, pues Call of Duty: Modern Warfare es una reinvención de una de las series más emblemáticas de los shooters que llega en buen momento para revitalizar el nombre de la franquicia y prepararnos para la próxima generación.

Call of Duty Modern Warfare First

Un toque más moderno para una vieja guerra

La campaña, vagamente basada en la primera trilogía con una historia rediseñada, se enfoca principalmente en dos grupos de personajes: el escuadrón norteamericano, liderado por el memorable Capitán John Price, y las fuerzas rebeldes de Urzikstan, lideradas por los hermanos Farah y Hadir Karim.

Gran parte de la historia sigue a ambas facciones aliadas en contra de las fuerzas Rusas que han invadido las tierras del país ficticio Urzikstan, el cual lleva aterrorizado años por el país soviético y grupos extremistas por igual.

Durante la trama, hay momentos en que los se trata de marcar una línea borrosa entre los buenos y los malos, y esta es una idea que se va desarrollando con el plazo de la campaña; aunque claro, al final es bastante claro quiénes toman cada papel.

Call of Duty Modern Warfare Teams

Con el realismo, aumenta la crudeza del conflicto

No es por decir que la violencia no existe en este tipo de videojuegos, pero es más que obvio asumir que conforme el subgénero va creciendo y buscando cada vez ser más realista y convincente, esto automáticamente se ejecuta en la narrativa, plasmando así las consecuencias y horrores de la guerra sin importar el bando.

Y es que esta misma línea moral en Modern Warfare se vuelve más personalizable, ya que las decisiones y el interés que pones en el calor del momento cambian tu visión de la historia, desde tomar la decisión de eliminar a un enemigo ya abatido, hasta momentos específicos en la historia en los que tu intervención puede ser clave para que un grupo de ciudadanos escapen de un ataque terrorista. Estos son detalles que te dejan ya sea con un sentido de satisfacción por haber salvado el día, o de culpa por haber fallado o reaccionado tarde.

Aquí el estudio y guionistas actuaron con pocas restricciones, pues en las distintas locaciones del juego podemos ver ciudadanos heridos corriendo de un tiroteo o explosión, familias aterrorizadas y tanto mujeres como niños desarmados que no son objeto de compasión.

No solo esto, durante la campaña de aproximadamente 6 horas, te encuentras constantemente con personajes que intentarán atacarte por el solo hecho de defenderse o pelear por sus tierras y ideales, marcando una línea gris en tiempos en los que los motivos de una guerra son cada vez más cuestionables y países como Estados Unidos y Rusia precisamente han estado involucrados directamente en tantos conflictos con el paso de la historia.

Call of Duty Modern Warfare Explosion

¿Y dónde quedan los disparos?

Más allá de la historia, este modo de campaña prueba por momentos con mecánicas de juego que nos sacarán de la acción con breves e interesantes giros, e incluso nuevas ideas que pone sobre la mesa.

Variando el tiempo que toma completar una misión entre los 15 minutos y una hora, no pasa mucho tiempo antes de que la campaña se aleje por un momento de los disparos y te de control sobre un drone, helicóptero o prueba de algún otro dispositivo.

Más allá de esto, a pesar de las grandes locaciones abiertas y cerradas en las que te colocará este modo, algunos de sus puntos más altos se encuentran en las misiones más particulares, cuando tienes que vaciar cuarto por cuarto un pequeño edificio lleno de terroristas estratégicamente colocados; o cuando debes encontrar un objetivo específico en una pequeña villa atascada de seguridad en donde el personaje que controlas y Price deberán actuar con sigilo, cortando la luz paso a paso y dependiendo enormemente de los lentes de visión nocturna.

O incluso más allá, cuando por un breve segmento en una misión, deberás tomar el control de las cámaras de la embajada y guiar a una persona indefensa a través de corredores y espacios llenos de soldados con cuidado y velocidad para que no la encuentren.

Call of Duty Modern Warfare Guide Mission

Otro aspecto en el que brilla la campaña en general es en el diseño de los niveles, que en su mayoría están separados por actos y no pasará mucho tiempo sin alguna sorpresa que cambie el ritmo de la misión.

Algunas de las misiones te dan la suficiente libertad para escoger el camino que te parezca más conveniente: tal vez en lugar de enfrentar a un helicóptero de frente sea más efectivo esconderse entre contenedores buscando la posición ideal, o incluso evadir a un enemigo completamente.

Todo esto combinado con las impactantes escenas de acción y locaciones, además considerando la ausencia del modo historia el año pasado con Black Ops 4, Call of Duty: Modern Warfare refresca la fórmula lo suficiente y juega con algunas interesantes ideas que nos traen una de las mejores campañas que la serie ha visto en los últimos años.

¿Pero qué tan balanceado es el multijugador?

Después de decenas de partidas en sus diferentes modalidades, y desde nuestra primera experiencia con el modo multijugador, nos topamos con una tremendo error: la facilidad con la que los jugadores pueden campear es realmente evidente, y ni siquiera se siente como un error, si no como algo premeditado por los desarrolladores.

En diversos comentarios por parte del estudio se ha mencionado la intención de hacer el juego más accesible para nuevos usuarios, al proveerlos con la posibilidad de utilizar el campeo como herramienta para aprender las dinámicas del juego, pero esto es algo que a este momento parece más contraproducente que otra cosa.

El más tedioso de estos ejemplos es el “spawn-camping”, que consiste en posicionarte en puntos específicos del mapa y esperar a que el enemigo aparezca, algo que funciona idealmente para generar rachas de muertes.

Call of Duty Modern Warfare Camping

Pero esto no quiere decir que la experiencia sea negativa o que no haya forma de darle la vuelta, ya que esto cambia mucho dependiendo de la modalidad y mapa, pues lo que funciona en ciertas circunstancias, no funciona en otras.

En un juego tradicional de Call of Duty, los mapas suelen estar distribuidos en tres vías que se entrelazan entre sí para que no todos los jugadores se concentren en los mismos espacios y se distribuyan idealmente en una de estas vías con encuentros esparcidos alrededor del mapa.

El problema es que los puntos de aparición están esparcidos por todo el mapa, y aunque uno pensaría que por naturaleza el juego buscaría reaparecer a los jugadores en puntos estratégicos en donde no haya enemigos, muchas veces reaparecerás en medio de la acción y con poco tiempo para reaccionar.

Otro aspecto en contra con algunos de los mapas es precisamente que cuentan con puntos estratégicos demasiado convenientes para que el jugador detecte a los enemigos mucho antes y por igual áreas abiertas que es mejor evitar, pues te dejan expuesto en tantas direcciones que no vale la pena correr el riesgo.

Preparalo como más te guste

Por otro lado, Call of Duty: Modern Warfare toma los pasos correctos en cuanto a la personalización de tu armamento, desde la selección de explosivos ante diferentes circunstancias hasta la combinación entre armas primarias y secundarias. De este modo, los jugadores cuentan con suficientes opciones para optimizar la experiencia a su propio estilo de juego.

Desde que empiezas, y como en cualquier otro título del estilo, tendrás un arsenal limitado con unas cuantas armas a tu disposición, pero conforme juegas más y mejoras tus habilidades, el juego te recompensa con más armas. Mientras más te especialices en un arma en específico, más subirá de rango junto a ti y te dará aún más opciones de miras, mangos, cartuchos y más, cada uno con sus pros y contras.

De esta manera, cada jugador crea su propia experiencia basado en su estilo de juego, brindando oportunidades infinitas para que cada usuario compita a su manera.

Call of Duty Modern Warfare Weapon Crafting

¿Qué trae el regreso de Spec Ops?

El regreso del modo Spec Ops ha sido uno de los temas más controversiales desde que se anunció como exclusivo para PS4 por un año, y esta vez llega con mapas aún más masivos y acción desenfrenada.

Spec Ops ocupa un espacio que en ausencia de Nazi Zombies posiciona a un equipo de 4 jugadores en contra de enemigos controlados por la IA que llegan en todas direcciones, ya sea con objetivos específicos o en modalidad survival, en la que deberás sobrevivir con tus compañeros ante olas de enemigos.

Lamentablemente, con el paso de los años este modo se siente desactualizado, e incluso con sus nuevas adiciones, sufre de algunos problemas, como enemigos que te pueden disparar a distancias irreales con un rifle de asalto o en modo survival, cuando terminarás con la mayoría de los enemigos y el resto te aparecerán del otro lado del mapa.

Call of Duty Modern Warfare Spec Ops

Conclusión:

Con una campaña estelar, llena de cambios dinámicos en cada misión y algunas ideas nuevas, Call of Duty: Modern Warfare nos presenta una historia incómoda y un tanto cruda que no funcionaría de la misma forma en otro formato.

Aún con un modo multijugador desbalanceado y un modo Spec Ops poco creativo, la más reciente entrega de la serie contiene horas y horas de entretenimiento que gracias al modo de progresión y personalización de las armas, logran un paquete que nos deja con un buen sabor para el reinicio de la serie y ansiosos de ver hasta dónde nos llevará en la próxima generación de consolas.

Call of Duty Modern Warfare
Una campaña cruda e impactanteInteracción entre personajes clásicos y nuevosCambios dinámicos en la campañaPersonalización de armas
Reapariciones desbalanceadas en multijugadorFacilidad para campeoFalta de innovación en Spec Ops
8.5Overall Score
Desarrollo argumental8.5
Narrativa9
Diseño de personajes8.5
Campaña9
Multijugador7
Gráficos9
Reader Rating 0 Votes
0.0