Daemon X Machina fue desarrollado por dos estudios simultáneamente: Marvelous y First Studio, y es una exclusiva más que tiene la consola híbrida de Nintendo.

Personaje dentro de su mecha

Para que se enteren un poco de quién está detrás de la chamba de la creación del juego, el productor es Kenichiro Tsukuda, quien por allá del año 2000 trabajaba para un pequeño estudio de videojuegos llamado From Software. En esa época desarrolló la secuela de otro juego de mechas llamado Armored Core 2.

La historia de Daemon X Machina

Mecha de Daemon X Machina

Como en toda buena historia de robots, las razones casi siempre son las mismas: la necesidad de la tecnología y de reemplazar los cuerpos débiles de los humanos; además de venir acompañado de un Apocalipsis que casi destruye el planeta y acaba con todo: la luna se quebró y una gran parte fue a dar directo a nuestro planeta, lo que acabó con la mayoría de los seres vivos. Por si esto fuera poco, las inteligencias artificiales que quedaron en el planeta, llamadas Immortals en el juego, están corruptas y quieren acabar con la vida humana.

Así inicia nuestra aventura como un reclaimer, un ávatar que personalizaremos a nuestro antojo, que tiene limitadas expresiones verbales y que no es el centro de la historia, pero con el que veremos todo lo que sucede “a nivel de cancha” con los demás reclaimers que trabajan en Orbital.

Batalla dentro del juego

Básicamente somos el piloto novato de un mecha que se encuentra trabajando para Orbital, la organización que busca mantener la paz y evitar la crisis que rodea la barrera de Oval con misiones bien remuneradas que se ofertan a los deferentes consorcios. Orbital le juega al mediador entre Sky Union, Horizon y Zen, tres grupos distintos que ofertan las misiones y tienen diferentes propósitos, aunque todos están preocupados por mantener viva a la humanidad.

Sky quiere usar la base para el desarrollo de recursos … Horizon quiere usarla para defenderse de las invasiones de Immortals.

Los diferentes consorcios son los equipos de mercenarios que se hacen cargo ya desde hace un tiempo de acabar con los Immortal y las IA corruptas, así como de mantener los acuerdos entre Sky Horizon y Zen. Todas las misiones las recibe la IA de Orbital llamada Four, quien será nuestra guía a lo largo de este viaje.

Mechas de Daemon X Machina

Los consorcios tienen reclaimers con diferentes personalidades, y cada uno parece que va buscando sus propios motivos para seguir participando en una lucha que parece no tener fin. No se trata de qué bando tiene la razón, sino cuál puede lograr sus objetivos. Están los Five Hells, Immortal Innocence, Bullet Works, Panzer Crown, Terrors, Western VII y los Steel Knights, cada uno involucrado de alguna manera con nuestras misiones.

Algunos personajes empezarán a formar nuevos bandos a partir de lo que sucede, y algunos empezarán a cuestionar los métodos que utilizan para conseguir la paga de las misiones. De uno de estos equipos saldrá el antagonista del juego, quien pondrá a dudar a más de uno con las decisiones de cada asignación.

Mechas de Daemon X Machina

Las misiones son variadas y no solo será destruir mechas sin razón, aunque sin duda destruir a los Immortals es lo más divertido. En varias ocasiones también tendremos que escoltar una nave o un tren para que no lo destruyan y pueda cumplir su objetivo; mientras que otras misiones son de infiltración sin el mecha, aunque son las menos.

También es posible que algunas misiones se modifican a la mitad de la partida, y es el trabajo de Four actualizar los parámetros y los enemigos que tendremos que aniquilar.

Como todo buen juego de mechas, trae voces en japonés.

Personaje dentro de su mecha

Con nuestro mecha tendremos que avanzar en la historia con misiones ofrecidas para obtener mejores piezas y mejores armar a fin de modificarlo a nuestro antojo. También existe una sección de misiones libres para obtener recompensas extras para pagar las modificaciones de nuestro mecha.

El juego tiene únicamente una dificultad que se incremente conforme avanzamos. Aún así, en las misiones libres podremos contratar a algún aliado para cumplir con lo solicitado por Orbital.

Para alargar más nuestras horas de juego en Daemon X Machina

Batalla en el juego

Empezaremos con misiones de Rango E hasta alcanzar el Rango A, y concluir con el juego que por cierto tiene una decisión importante que al final nos da dos variantes, así que cuando lleguen a esta parte decidan sin titubear.

La campaña, con 15 horas aproximadamente, tiene montón de rejugabilidad y exploración para encontrar patrones y escanearlos, lo que los convertirá en stickers que podremos utilizar sobre nuestro mecha, un aspecto completamente estético. También existen ciertas misiones para desbloquear los patrones que ya están establecidos para los mechas y que le dan aspectos que no se pueden conseguir en la personalización inicial.

En cuanto a las amras hay bastante variedad, ya que existen más de 999 que sueltan mechas que derrotemos en el juego de manera aleatoria. Eso sí, tendremos que gastar la lana que hayamos ganado para poder fabricarlas en el taller.

Mientras más grande… ¿mejor?

Mecha con sable

En cuanto a los controles les cuento que son complejos, pero me encantaron. Los movimientos del mecha varían según las piezas, pero nunca perderán la sensación de estar dentro de una máquina gigantesca.

Podemos equipar cuatro armas que van desde espadas, metralletas, rifles, armas de francotirador (con mira incluida), escudos (que nunca me gustaron) y hasta bazucas que asignas en cada mano y en ambos pilones del mecha. Contaremos con un arma de hombro, que son lanzamisiles de diferentes tipos, y un equipo auxiliar; en este rubro opté por el propulsor para descender, aunque también tiene la integración de granadas incendiarias, equipo para recuperar la resistencia del mecha o hasta para poner minas flotantes.

Sin duda alguna las bazucas me acompañaron todo el juego, pero los rifles de asalto y las espadas cambiaban en el mecha que elegí dependiendo de la misión, sabiendo si tenía enfrentamientos a larga distancia o golpes directos a distancia corta.

El aspecto visual y la banda sonora

Mecha con sable

El motor sobre el que se trabajó es el ya conocido Unreal, pero con un toque de cel shading que ya es clásico en juegos orientales, lo que le dio unas gráficas bastante impresionantes. La persona que está involucrada en la chamba artística de Daemon X Machina es el diseñador Yusuke Kozaki, un mangaka creador de personajes de los juegos más recientes de Fire Emblem (Awakening, Fates y Heroes) que también trabajó en la saga de No More Heroes.

En cuanto a la banda sonora, el trabajo corre a cargo de Junichi Nakatsuru, quien utilizó sonido rockeros en el campo de batalla y con intros que parecen de bandas de metal en algunos enfrentamientos contra jefes de nivel, así como la música de fondo que tiene música de orquesta en el menú y el hub del juego. Estoy seguro que disfrutarán bastante la experiencia hasta querer poner la canción de la pantalla principal en Daemon X Machina y subir el volumen de su pantalla.

Los subtítulos al español

Escena de Daemon X Machina

Las voces en inglés o japonés no tienen mayor problema, donde me desesperaba era en la traducción de los textos del juego. Encontrarme en pleno 2019 con un español no neutro (de España) me hizo perder el hilo de algunas conversaciones de los personajes. Algunos ejemplos de palabras fueron: chunga, al pairo, pringando, chamusquina, mogollón y diñas, que quién sabe qué significan de este lado del mundo.

Algunas cosas nunca cambiarán para los mechas

Diálogos en Daemon X Machina

Para algunos los juegos de mechas son muy aburridos y las narrativas son poco llamativas, por eso este tipo de juegos no son para todos los públicos, y esto aplica de igual manera para Daemon X Machina. Yo la pasé muy bien, el desenlace del juego no es lo que esperaba pero sin duda deja abierta las situación para poder crear una segunda parte que mejore muchos de los aspectos que no están pulidos en este juego.

Dense la oportunidad de probar Daemon X Machina y juéguenlo alternando con algún otro título para que no sientan tan pesada la campaña y los complejos controles, que a pesar de eso son muy entretenidos. Al final agradezco que Nintendo nos entregue este tipo de exclusivas para Nintendo Switch, porque al final agregan variedad a la biblioteca de la consola híbrida.

Jefe de nivel

Por último, no se pierdan el unboxing de la edición limitada de esta exclusiva de Nintendo Switch que tendremos próximamente solo aquí en ImpulsoGeek.

Edición limitada de Daemon X Machina
Daemon X Machina
El diseño de los personajesLa banda sonoraLos controlesAlgunos personajes son carismáticos
Historia sin muchos girosRepetición de misionesNo te dan ganas de coleccionarlo todoAlgunos personajes son monótonos y predecibles
7.8Overall Score
Desarrollo argumental7
Diseño de personajes10
Gameplay7
Rejugabilidad7
Gráficos8