Hola doc, soy yo otra vez. En esta ocasión no vengo solo con impresiones de lo que la beta de Surgeon Simulator 2 nos dejó, sino con toda la reseña de uno de los juegos más frustrantes, locos y divertidos que he jugado últimamente, así que acompáñeme.

Estudio y desarrollo

Surgeon Simulator 2 es un juego desarrollado por Bossa, un pequeño estudio de videojuegos ubicado en Londres que tiene en su haber esta franquicia, Deep Dungeons of Doom y I Am Bread, otro loco juego de simulación en donde eres un pan.

Pero en esta ocasión eres algo más complejo que un producto de harina, porque serás un estudiante con la aspiración de convertirte en cirujano, y para eso necesitarás maestros y un buen sistema de simulación, como lo es este videojuego… más o menos.

El título original salió en 2013, y más que jugar con él, él jugaba con nuestros sentimientos y paciencia porque tenía controles malos, física rara, humor negro y poco más que instrucciones de qué debías hacer para operar. Pero eso fue la primera parte, porque siete años después —cinco desde que inició su desarrollo—, Surgeon Simulator 2 nos da mucho más, como controles malos, física rara, humor negro y eso sí, una historia corta pero muy bien escrita que salió de la mente de Rihanna Pratchet, la creadora de la última serie de Tomb Rider, Mirrors Edge, entre otros juegos.

La historia en Surgeon Simulator 2

El paciente en Surgeon Simulator 2

Estos siete años no han pasado en vano, pues ahora en este juego puedes moverte por el quirófano y causar más caos del que puedes soportar. De hecho, moverte al rededor del nivel es fundamental para superarlo (y para tirar todo a tu paso), pues hay que encontrar las herramientas, abrir puertas, acceder a cuartos secretos por medio de la ventilación, etc., para superar el nivel, porque según la historia, estás en un laboratorio experimental donde todo puede salir mal.

En cuanto a su duración, la historia es corta pero nos cuenta algo interesante con algunos giros que no veías venir. Tiene mucho de Portal, pues por medio del humor y de ciertos personajes que nos contactan de maneras poco ortodoxas, nos van contando cómo cuatro amigos decidieron cambiar el mundo creando un laboratorio para enseñar a cualquiera a ser cirujano; y más o menos lo consiguieron, pero en el camino hubo diferencias… “creativas”, y lo que estaba bien para unos no lo estaba para otros.

Y así llegas tú, quien debe escoger entre cuatro personajes que tienen la intención de aprender a hacer cirugía, pero para tu desgracia este laboratorio está lejos de estar terminado, lo que hace que batalles mucho con el escenario, incluso más que con el paciente en algunos niveles.

En el fondo Surgeon Simulator 2 sigue siendo un juego donde hacer cirugías es muy simple y todo está mal. Puedes cortar miembros simplemente arrancándolos o puedes optar por el método “más sutil”: tomar una sierra o un hacha y cortarlos como si fueran troncos. Para llegar a órganos internos primero debes romper la caja torácica con un martillo, sacar con las manos o con bisturí el órgano que quieres remover y listo, “has curado” al paciente. Lo único que debes cuidar es poner los órganos que necesitan ser cambiados; todo lo demás es opcional, así que puedes dejar sin riñones o estómago al paciente si el objetivo era simplemente cambiar una pierna.

Sin embargo, toma en cuenta que hacer las cosas como un salvaje hará que el paciente se desangre más rápidamente que si lo haces con herramientas, por lo que es buena idea no ser un carnicero —no tanto, al menos— y optar por las sierras y el bisturí, pues si el paciente se desangra y muere, el nivel habrá terminado.

Lo frustrante y divertido de los controles malos

Corte de cabeza

Tomar un objeto en Surgeon Simulator 2 puede ser todo un reto, y créanlo o no, la secuela tiene controles más simples y menos frustrantes que la primera entrega, pues aquí no controlas dedo por dedo, sino toda la mano, y girar la muñeca es tan simple como apretar un botón y mover el mouse, aunque claro, dicho suena más fácil de lo que realmente es.

El éxito de cortar un miembro o sacar el órgano adecuado puede venir desde cómo tomaste la sierra o el bisturí, así que si agarras un objeto mal desde el inicio, muy probablemente vas a acabar haciendo daño colateral o tirando cosas que no tenías intención de tocar. Vale la pena tomarte tu tiempo para agarrar bien los objetos, poner a la mano lo que crees que vas a necesitar —como sangre para que no muera el paciente o coagulantes— y tratar de evitar cualquier obstáculo en tu camino, que mira que serán varios.

Lo divertido de jugar con amigos

Sierras en Surgeon Simulator 2

Esta segunda entrega de Surgeon Simulator está cargada hacia el multijugador de hasta cuatro jugadores simultáneos, para bien y para mal. Incluso la historia no es tan divertida si la juegas en solitario, además de que las recompensas estéticas de cada nivel serán casi imposibles de lograr porque en muchos casos necesitarás alguien que esté corriendo por el escenario consiguiendo los materiales mientras otro corta y otro detiene el sangrado del paciente para conseguir el tiempo y las condiciones necesarias para una calificación A++.

Y si juegas con desconocidos que el juego emparejó en tu campaña, podrás encontrarte con sociópatas que solo quieren ver arder el mundo, como el que me tocó y simplemente le arrancó un brazo al paciente porque le pareció buena idea y todos vimos cómo el nivel fallaba miserablemente. Aunque bueno, no todos son así, también me tocaron buenos samaritanos que buscaban la forma de cooperar y terminar dignamente el nivel, aunque las barreras del lenguaje pueden ser un problema y muchas veces no sabes qué espera tu equipo de ti o cómo decirles que corten aquí o allá.

Independientemente de si juegas con amigos o desconocidos, también puedes dedicarte a crear niveles con todas las locuras que se te ocurran. De hecho, para incentivar la creación, Bossa estará dando un premio en efectivo a los cinco mejores niveles de cada mes, así que simplemente lánzate a crear lo que se te ocurra y ve cómo puedes ir mejorando para crear un nivel que la comunidad pueda disfrutar.

Conclusión

Surgeon Simulator 2 no es un juego para cualquiera. Quienes se frustran fácilmente puede que prefieran dejarlo pasar, pues al tener controles tan peculiares, puedes acabar gritándole al monitor porque la muñeca no gira como tú quieres; o que en vez de agarrar una herramienta agarres toda la charola y tires todo al suelo, lo cual es más frustrante cuando tienes el tiempo contado y tu paciente puede morir en cualquier momento.

Si disfrutas el humor negro y no te tomas las cosas muy en serio, este juego puede darte horas y horas di lunática diversión gracias a los niveles que constantemente está creando la comunidad, por lo que siempre tendrás a la mano puertas cerradas, túneles de ventilación inexplorados, plataformas para lanzar por los aires miembros u órganos y muchos de los otros disparates que se encuentran en este juego.

De momento está en exclusiva en la Epic Store para PC en un precio bastante accesible ($200 pesos mexicanos), aunque como ya pasó con el juego original, eventualmente llegó a todas las plataformas de videojuegos, así que no descartamos que en futuro lo veamos por más lados.

Surgeon Simulator 2
Nuevos niveles todo el tiempoMultijugador caótico y divertidoBuen nivel de dificultad
Controles difíciles de dominarPuede ser frustrante para algunosHistoria muy corta
8Grandioso
Historia8
Modo de juego7.5
Gráficos7.5
Multijugador9