Reseña Monster Hunter: Rise

Reseña de Monster Hunter Rise

Por varios años Capcom ha intentando brindar experiencias únicas a través de la franquicia Monster Hunter en cualquiera de las plataformas donde se encuentra disponible, y por primera vez nos encontramos con Monster Hunter Rise, un juego nativo para Nintendo Switch que, aunque podría sentirse incompleto si se compara con títulos pasados, nos ofrece aquel dulce sabor de boca del juego de caza de bolsillo predilecto de Nintendo.

Monster Hunter Rise llegó a Nintendo Switch para darnos una nueva perspectiva del juego con nuevas mecánicas, nuevas criaturas y sobre todo con la misma sensación y satisfacción de la ya conocida rutina donde una y otra vez vas a morir hasta que llegas al punto de la desesperación. Aunque no es nada similar a Monster Hunter World, y lo cual agradezco de sobremanera, siento que todo aquel fan del juego, e incluso para los nuevos jugadores, será de su agrado que Capcom logró llevar al título en la dirección correcta, conservando aquellos elementos básicos o de antaño para los veteranos y ofrecer nuevas adiciones para los novatos que facilitan de alguna forma su introducción al juego.

Un mundo viejo, pero conocido.

A grandes rasgos, Monster Hunter Rise continúa siendo el clásico juego RPG donde tu misión es enfrentarte a las bestias más locas y peligrosas del universo. Pero como les mencionaba, herramientas nuevas como el cordoptero o wirebug ofrece cierto tipo de verticalidad y un mejor control del personaje al momento del combate. Actualmente seguimos contando con las 14 armas clásicas, sin embargo, aquellos veteranos extrañarán aquellas clases de Monster Hunter Generations que nos daban diferentes tipos de combate dependiendo nuestro estilo de juego.

No fue difícil de dominar este GRAN CAMBIO, ya que permite a los jugadores abrirse camino en el campo de batalla de maneras más rápidas y ofreciendo así una experiencia basada en juegos anteriores, pero con un toque muy frenético con el cual cualquier combate se encuentra a la altura de cualquiera cazador. Uno de los primeros elementos que notarás en el luego, y el cual es bien recibido, es que sin importar el tipo de arma que tengas el cordoptero o wirebug te dará ese plus de movilidad que necesitas para escapar de algún enemigo poderoso y veloz como Magnamalo y así encadenar una gran variedad de golpes que, además de ser llamativos, generan una sensación de intensidad al combate.

La evolución de la franquicia en Monster Hunter Rise

Algo que no podemos olvidar, y se agradece de gran forma, es que Monster Hunter Rise minimiza los tiempos de carga… corrección, los desaparece. Ahora una vez que entras en alguno de los mapas que el título ofrece, incluso en sus primeras horas de juego, notarás que no existe ninguna ventana de carga entre las casi 12 zonas. Es increíble la forma en la cual puedes atravesar el mapa con ayuda de tu mascota canina mientras subes por riscos, o si eres muy aventurero, puedes usar el wirebug para subir por montañas y realmente crear atajos entre escenarios. De igual forma, este elemento le da un plus notablemente a la estética del mapa.

Cada campo de batalla presenta una inmersión y estética lo suficientemente agradable para la franquicia, ahora te encuentras en un mundo realmente vivo, donde los suministros aparecen en ciertos momentos, existen zonas donde encontrarás nidos de criaturas o incluso lugares que ofrecen total libertad al jugador, de tal forma que el tiempo de inactividad sea nulo. Una vez que comienzas, no puedes parar.

No podemos dejar de lado el rendimiento del título, como decía, estamos ante la presencia del regreso de Monster Hunter de bolsillo, un juego que aunque corre a bajas resoluciones tanto en modo dock y portable a 30 fps, a mi parecer y de acuerdo a mi experiencia, el juego se siente lo suficientemente fluido para disfrutarlo de una forma muy placentera en Nintendo Switch.

Un mundo inmersivo, cálido y agresivo en Monster Hunter Rise

Hablemos de la historia principal de Hunter Monster Rise. Kamura Village será el hogar que tanto necesitamos en cualquier Monster Hunter, y en esta ocasión se siente como volver a casa al encontrarnos una zona de descanso y abastecimiento tan cálida que incluso todo el elenco que envuelve al juego lo hace cada vez más encantador. Todos y cada uno de los personajes tienen un valor o una personalidad que realza todo el folclor y lo pintoresco que puede ser el título.

Aquí es donde tu aventura comienza, y en compañía del líder se te brindarán misiones desde RC1 hasta RC5, los cuales abarcan relativamente el arco histórico y te ayudarán a aprender de una excelente forma cómo combatir a cualquier amenaza acompañada de una excelente curva de aprendizaje. Para no dar más spoilers, una vez que terminas con cierto enemigo, en ese punto comienza una de las aventuras más satisfactorias que podrías tener al enfrentarte contra enemigos más raros y asombrosos que solo existen en la franquicia.

Pequeños detalles con impacto

Aquí es donde podríamos empezar con problemas. Aunque sabemos que el juego siempre se ha caracterizado por ofrecer una cantidad de misiones y enemigos a vencer, podrías llegar al punto donde sientas que los iniciales 61 monstruos (considerando las nuevas adiciones) no son suficientes e incluso podrían llegar a ser desafíos muy cortos, mucho menos comparándolo con el título pasado. Monster Hunter: World ofrecía hasta 94 considerando la expansión Iceborn, así que tendríamos que esperar solo unos días hasta que Capcom libere el DLC de abril, el cual agregará uno de los enemigos más retadores del titulo, Apex Rathalos.

Aunque el bestiario sea uno de los puntos flojos que podrían encontrar los jugadores, el juego incluye increíbles cinemáticas que encontrarás la primera vez que te adentres en las misiones que encuentras en la aldea. Las cuales además de tener la decencia y estética del título, se encuentran acompañadas de una especia de narrativa que te introduce de fondo en cada uno de las criaturas.

Añadiendo más leña al fuego, uno de los elementos que no disfruté en lo particular, y el cual no considero crítico sino desaprovechado, fue el dichoso modo horda, mejor conocido como Rampage, un modo de juego de asedio y en el cual tendrás que derrotar docenas de enemigos con ayuda de ballestas, bombas o incluso lanzas en un formato muy similar al género Tower Deffense. Sí, en él enfrentarás muchos enemigos sencillos, muchos enemigos devastadores en tamaño pero eso no quita el hecho de que aunque todo parece muy llamativo, el combate se siente plano y sin chiste. Al final del día, lograr con éxito tu misión dependerá únicamente de la velocidad que tienes para implementar defensas, tantas como deseas sin un límite que en verdad imponga un reto.

Imprescindible en Nintendo Switch

Monster Hunter Rise aun tiene mucho por ofrecer con el paso de los meses en forma de DLC, los cuales para fortuna se encontrarán de forma gratuita. Así que mientras ese punto llega podrías experimentar del multiplayer, ya que a través de los años una de las comunidades más grandes y colaboradoras ha sido la de Monster Hunter, y en Rise continúa siendo así. Capcom ha logrado conseguir con Monster Hunter Rise un nuevo toque de frescura al título sin olvidar lo que lleva haciendo durante ya más de 20 años, abriendo la puerta a que tanto veteranos como nuevos jugadores conozcan una perspectiva diferente al momento de combatir, experimentar y conocer el universo que tienen frente a ellos como si fueran maestros de antaño con tan solo unos botones.

Sin duda alguna, y si eres poseedor de una Nintendo Switch, es un juego imprescindible en las bibliotecas de jugadores y el cual te harán pasar horas de diversión con desafíos tan asombrosos y criaturas tan increíbles que el tiempo pasará como agua. Así que este es un llamado a todo aquel jugador de los RPG de acción que deseen una experiencia gratificante de caza en 2021.

Sin comentarios todavía. Agrega el tuyo debajo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario *
Name *
Email *
Website

Artículos recientes

Artículos relacionados