Back 4 Blood

Review de Back 4 Blood: el trabajo en equipo nunca había sido tan divertido

Back 4 Blood es un juego que se estrenó hoy 12 de octubre, y como la mayoría de ustedes ya lo saben, es el sucesor espiritual del legendario Left 4 Dead que desarrolló Valve en 2010. Pero no se equivoquen, este juego no es solamente un “Left 4 Dead nuevo”, sino que incluye muchas mecánicas, armas, personajes y modos de juego innovadores que lo hacen muy divertido de jugar, aunque la base de todo sean supervivientes luchando contra hordas de diferentes tipos de zombies.

La historia de Back 4 Blood

Aunque es un título que está enfocado en la acción y no en la trama, el juego nos cuenta la historia de un mundo que se fue al carajo cuando un gusano conocido como Devil’s Worm (el Gusano del Diablo) convirtió a la humanidad en zombie. Los protagonistas del juego, ocho personajes conocidos como Limpiadores, por alguna razón son inmunes a este gusano, lo que evita que se conviertan pero no que mueran a base de golpes y heridas, por lo que tu trabajo será permanecer junto a tu equipo y buscar suministros, rescatar otros supervivientes y llevar lo que puedas a Fort Hope, tu base y cuartel general.

Así tendrás cuatro actos que te llevarán por distintas misiones y hordas de zombies que se van haciendo más complicados de eliminar, mientras nos cuentan qué hace lo poco que queda de humanidad para tratar de encontrar una solución a este problema de zombies.

Los modos de juego

Fort Hope de Back 4 Blood

Back 4 Blood es un juego que debe jugarse en línea y con otras personas, para bien y para mal. Tiene un modo local en solitario, pero así no guardas ni consigues avances, por lo que prácticamente está de plan B en caso de que no tengas internet. Si quieres jugar el juego como lo pensó Turtle Rock Studio, el estudio desarrollador, tienes que tener internet, y de preferencia, amigos con quienes jugar; si no el matchmaking, que además cuenta con cross play entre consolas, es bastante eficaz para conseguir partida rápido.

Campaña

El juego principal es la campaña, en donde tú y otros tres amigos recorren los actos de Back 4 Blood matando zombies y cumpliendo las misiones, que van de encontrar ítems, eliminar objetivos o sobrevivir x tiempo hasta que se cumpla un objetivo.

Definitivamente lo mejor que puedes hacer es jugar realmente con amigos, porque deja te digo que el juego no es fácil, y si conoces a tu banda y te puedes comunicar con ellos, es más fácil reaccionar y trabajar en equipo, algo básico para este juego porque hay muchas amenazas que requieren más de un jugador para eliminarlas.

En mi tiempo reseñando el juego me encontré con varios jugadores desesperados que iban del punto A al B corriendo como si no hubiera mañana y dejando atrás a los otros jugadores. No saben el gusto que me daba ver cómo estando lejos de todos, algún zombie los atrapaba y morían irremediablemente porque no había nadie cerca. El mejor consejo que les puedo dar es manténganse juntos, así todo será más fácil.

Enjambre

El modo enjambre es el PvP (JcJ). Aquí formas equipo con otros tres jugadores y vas alternando rounds como limpiador o como infectado. El punto es durar más tiempo como limpiador que el otro equipo, así es como ganas.

De igual manera, aquí lo que necesitas es mucha comunicación y trabajo en equipo, pues si cada quien va por su lado es sumamente fácil que el enemigo pueda matarte. Y como infectado igual, si cada quien ataca por su lado eres presa fácil, así que lo mejor es planear una estrategia y estar en comunicación constante.

El sistema de cartas de Back 4 Blood

Sistema de cartas en Back 4 Blood

Esta parte es donde Back 4 Blood realmente innovó, pues las cartas, por muy innecesarias que puedan parecer, hacen que cada partida sea muy distinta, que cada personaje pueda tener diferentes enfoques y que la rejugabilidad sea sumamente alta.

Cuando empiezas el juego tienes un mazo con algunas cartas más o menos básicas que te dan algunas opciones para arrancar. Al inicio del juego empezarás con tu carta inicial, y las demás las podrás ir escogiendo conforme avances hasta que en los últimos niveles de cada acto, que normalmente son los más difíciles, tengas todo tu mazo en juego.

Conforme vayas jugando irás ganando puntos de suministro, la moneda de cambio para comprar más cartas y elementos estéticos que te darán más formas de personalización. Cuando tengas varias cartas podrás ir haciendo tus propios mazos, donde puedes maximizar habilidades y enfocarte a sanar, a hacer más daño, a encontrar más materiales para que tu equipo pueda usar, entre otras posibilidades.

Tal vez en la dificultad inicial no sea tan importante ponerse de acuerdo, pero conforme las cosas se ponen complicadas, lo mejor es planear con tu equipo quién irá a qué para poder cubrir las necesidades básicas y superar a los infectados. Al fin de cuentas de lo que se trata es de que juegues con el estilo que más te acomode y que con las cartas puedas potenciar ese estilo de juego.

Por cierto, las cartas no solo aplican para ti, pues también existen las cartas de corrupción que la computadora va poniendo para hacer más difícil tu camino, además de que, como salen al azar, es un elemento que hace que la rejugabilidad esté a tope, pues cada nivel será siempre distinto dependiendo de las cartas que estén en juego.

Los gráficos en Back 4 Blood

En el refugio de Back 4 Blood

Los gráficos se ven geniales. La sangre salpica como buena película de gore cada centímetro de la pantalla, mientras que las luces, la oscuridad, el agua y la niebla se sientan como algo real, estorbando y haciendo más complicada la visibilidad en el juego.

Como juego de acción hay veces que las cosas se mueven a un ritmo frenético, y los miembros volando y las mutilaciones se ven bastante bien aunque tampoco son algo increíble. Digamos simplemente que el juego cumple como un título de 2021 sin ser la punta de lanza de ninguna nueva generación de gráficos. Aunque eso sí, solo pude probar el juego en PC y consolas de reciente generación, por lo que seguramente en Xbox One y PS4 sí habrá algún bajón de gráficos.

Conclusión

Personalmente los títulos cooperativos, jugadores contra computadora, son los juegos que más disfruto. Tengo jugando y buscando ese tipo de juegos prácticamente toda mi vida, y siempre que sale un nuevo juego le hablo bien emocionado a mis amigos para poder jugar como cuando éramos niños.

Con Back 4 Blood esa emoción me regresó con todo porque realmente es un juegazo. Jugué una, y otra y otra vez los mismos actos con diferentes personas y cada juego se sintió diferente, con nuevos retos y siempre con mucha diversión. No veo otro juego cooperativo a la altura de Back 4 Blood este año y sin duda será de lo que más estaré jugando al menos los meses que vienen.

Si esta reseña les animó a probarlo, pueden comprarlo en tiendas departamentales o en la tienda digital de su preferencia, pues está disponible para Xbox One, X|S Series (incluido en Xbox Game Pass), PS4, PS5 y PC en Steam o Epic Store.

Sin comentarios todavía. Agrega el tuyo debajo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario *
Name *
Email *
Website

Artículos recientes

Protagonistas de Alerta Roja
Priscila Peña

Netflix lanza su Alerta Roja

Llegada de Alerta Roja a Netflix, siguiendo tendencia de que las producciones de Netflix se vuelven más exclusivas.

Artículos relacionados