Hace unos meses hicimos un unboxing de las cerraduras inteligentes Yale, y esto generó preguntas en la comunidad Impulso Geek y también en el Doc Camacho, quien fue el que instaló la cerradura y tuvo contacto con ella directamente, por lo que nos dispusimos a platicar con Leonardo Zúñiga, Director de Ventas y Mercadotecnia en Assa Abloy México, con la intención de salir de dudas y aprender más de este tipo de cerraduras.

¿Quién es August, la marca que desarrolla los chips de la cerradura?

Una de las cosas que más le llamó la atención al Doc fue el chip interno de la cerradura de marca August, que resultó ser una start up de California enfocada en darle más funcionalidades a las chapas inteligentes y que se unió recientemente a la familia Assa Abloy. Gracias a ese chip, la chapa tiene conectividad Wi-Fi y Bluetooth, puede controlarse desde una app en celular y otras funcionalidades inteligentes, por lo que es importante que su desarrollo sea constante y mejore con el tiempo.

Según Leonardo Zúñiga, August seguirá trabajando en mejorar las funcionalidades de las chapas inteligentes constantemente desde su base en Estados Unidos, por lo que podemos esperar mejoras y soporte continuo.

¿Cuántas cerraduras se pueden conectar a un mismo celular?

Estábamos preocupados de que fuera una limitante, de que el puente que tenemos en el celular para controlar una chapa fuera específicamente de un uso, pero afortunadamente no: con un puente puedes controlar las chapas que tú quieras, por lo que podrías tener control de todas las puertas de tu casa desde un mismo HUB que cabe en la palma de tu mano.

Más allá de eso, Leonardo Zúñiga dijo algo interesante, que la idea es que el HUB deje de existir en un futuro cercano, pues la idea es que haya menos software y hardware involucrado en el control de nuestra casa y que todo sea más intuitivo. Habrá que ver de qué manera se puede lograr eso sin comprometer la seguridad y flexibilidad de este tipo de dispositivos.

¿Solo funciona con pilas alcalinas? ¿Qué hay de las recargables?

Según el manual, para que la chapa funcione necesita estar conectada a la luz y tener pilas alcalinas, pero según el Director de Ventas y Mercadotecnia en Assa Abloy México, esto en realidad es una sugerencia, pues él mismo tiene pilas recargables en su casa y la chapa funciona exactamente igual por largos periodos sin necesitar un cambio.

También nos dijo algo que no sabíamos porque tenemos poco tiempo con la chapa instalada, y es que antes de que se agote la energía de las baterías la chapa manda una notificación a la aplicación, por lo que el Doc no tendrá que esperarse a que se agoten las pilas, sino que antes sabrá cuándo es momento de cambiarlas para tener todo en orden sin interrupciones.

¿Cuál es el riesgo de que falle todo y me quede afuera de mi casa?

Relacionado con las pilas está la posibilidad de que todo falle y me quede fuera, que la chapa no detecte que estoy por llegar y que no abra, que se vaya la luz o cualquier otro error. Para minimizar eso, la cerradura tiene muchas formas de conexión y apertura que funcionan al mismo tiempo: pilas, conexión permanente, WiFi, Bluetooth, keypad y, si todo eso falla, también tienes una llave manual para abrir como si fuera cualquier chapa normal. Eso hace que haya muchas formas de abrir independientemente de si está conectada o no.

Sin embargo, las chapas están diseñadas para que solo las abra quien tiene la llave, por lo que si tienes la mala suerte de no tenerla contigo, olvidaste tu celular dentro y se va la luz, definitivamente no podrás entrar, como cuando olvidas las llaves y te quedas afuera de cualquier otra chapa común y corriente.

Leonardo Zúñiga también hizo énfasis en la instalación, pues a pesar de que es una chapa, su complejidad es considerable y no es fácil desmontar o abrir a la fuerza, para bien y para mal. De hecho, Yale tiene una plataforma llamada Yale instala que nos ayuda a cotizar y solicitar la instalación de la cerradura digital, para asegurarnos de esa manera que nuestra chapa estará bien instalada y que funcionará como debe.

Yale instala

¿Qué tan difícil es hackear una cerradura inteligente?

Como no podía ser de otra manera, Leonardo nos confirmó que la tecnología y el software dentro de las chapas está cifrada a nivel bancario. La comunicación entre el puente y la chapa, así como todos sus procesos, están fuertemente protegidas de ataques tipo Man in the Middle y eso no es nada sencillo de franquear.

Nada es imposible, pero si alguien quisiera meterse a una casa, lo más común es que busque el eslabón más débil de la cadena, por lo que antes de intentar romper o hackear una cerradura digital Yale, es más probable que busque otros métodos o que de plano cambie de objetivo dada la complejidad mecánica y tecnológica que hay detrás.


Y estas son algunas de las preguntas que surgieron probando una chapa digital de Yale. Espero encuentres útil esta información y te des la oportunidad de probar una de estas cerraduras y verás que no te vas a arrepentir.