Portada de King of Seas

Reseña de King of Seas

Todos hemos tenido ese sueño de ser pirata: navegar libremente por mares desconocidos con rumbo a la aventura, la fama y la fortuna. King of Seas es un videojuego desarrollado por el estudio italiano 3DClouds donde podrás vivir este viaje lleno de traiciones, batallas navales y conquistas de puertos lejanos.

El juego está disponible en Steam, Nintendo Switch, Xbox Series S | X y PlayStation 4. Nuestra reseña la hicimos en Nintendo Switch, aunque realmente no hay ningún cambio significativo entre versiones —salvo la portabilidad de Switch—, así que si te interesa jugar este juego, simplemente elige la plataforma que más te acomode y disfruta.

La historia de King of Seas

El juego inicia con un video que nos mete en el mundo de King of Seas, un lugar donde antes los piratas rondaban libremente hasta que un conflicto con la Marina Real los redujo prácticamente a nada. Tú eres el hijo o hija de ese rey de la Marina Real, el próximo rey de los mares, aunque naturalmente las cosas no salen como lo esperas y tu vida da un giro de 180 grados.

Al inicio debes decidir si ser hombre o mujer, de cualquier manera, serás el hijo o hija del rey que, al cumplir su mayoría de edad, le asignan su primer misión: una entrega de material a una isla cercana.

Sin importar qué escojas, tu primer viaje sale bien pero en tu ausencia el rey muere en circunstancias misteriosas, lo que hará que todo cambie drásticamente y tú acabes ondeando la bandera pirata para tratar de limpiar tu nombre.

Como puedes ver, la historia suena como que ya la habías oído y realmente tiene pocos giros, por lo que si estás esperando algo complejo narrativamente hablando, sin duda este videojuego no es para ti. Aun así, la historia tiene su chiste y tampoco es tan obvia, por lo que si bien no va a ganar ningún premio en este rubro, al final termina siendo decente.

Menú en tierra

¿Qué hay de los gráficos?

El motor gráfico de King of Seas es Unreal Engine, aunque realmente no se aprecia la fuerza de este motor que nos ha regalado verdaderas obras de arte en otros juegos. Aquí veremos personajes en 2D dibujados más o menos dignamente. Prácticamente no hay animaciones, simplemente distintos dibujos de cada personaje para demostrar sorpresa, enojo o molestia. En cuanto a los barcos, el mar y las construcciones, he visto mejores gráficos en juegos de celular, algo muy triste porque esperaba más de un mundo mágico lleno de piratas y combates en alta mar.

En lo positivo: el arte logra tener cierta personalidad caricaturesca, hay algunos detalles que valen la pena y las construcciones y ruinas en algunos espacios de tierra hacen que al menos la vista sea variada. En resumen, los gráficos aguantan aunque no logran sobresalir en ningún aspecto.

Personajes de King of Seas

El gameplay de King of Seas

Básicamente todo se reduce al combate en el mar. No hay ningún momento donde pongas pie en tierra, por lo que todo depende de cómo te muevas y la forma en que planees atacar a otros barcos. En mi caso eso redujo las estrategias a escoger el barco más veloz y simplemente darles la vuelta a los enemigos, porque casi siempre que tú los tienes en rango y ángulo, ellos pueden decir lo mismo, por lo que si combates contra dos o más barcos tendrás que ser muy hábil o tener mucha suerte para ganar.

El juego está basado en loot, por lo que desde el inicio y todo el juego tendrás que encontrar ítems raros, épicos o legendarios para equipar e inclinar la balanza a tu favor. Este sistema hace que siempre quieras más, que siempre estés esperando ese ítem que te haga ser más fuerte, pero después de un rato cansa y se siente como un juego free to play más donde lo único que importa es encontrar ítems cada vez más raros y poderosos.

Batalla en King of Seas

Las misiones principales te van contando la historia de qué pasó con le rey, quién está detrás de su muerte y cómo puedes vengarte. Son más o menos variadas y te hacen dar la vuelta por todo el mapa, el cual está prácticamente en blanco hasta que encuentres los emplazamientos del cartógrafo en cada sección, y después de una paga, te dibujará los detalles para que vayas construyendo el mundo.

Por el contrario, las misiones secundarias son repetitivas, tediosas o simplemente estúpidas: puedes tener dos o tres misiones exactamente iguales que te da incluso la misma persona, por lo que si hundes un solo barco puedes cobrar dos o tres veces distintas recompensas. Aquí King of Seas perdió una oportunidad grande, porque las misiones secundarias pudieron servir para expander el universo, conocer a otros personajes o lugares, pero terminan siendo genéricas, vacías y repetitivas (o sea típico y cochino grindfest).

Nido del Águila

Por el lado bueno, el juego te da suficiente libertad para que juegues como tú quieres: puedes dedicarte a recolectar materiales y venderlos en puertos donde escasean, por lo que te pagan más; o puedes dedicarte a hundir a cada barco que se cruce contigo, explorar naufragios o tesoros que te vas encontrando y ganar dinero más rápido. Como sea, el oro llueve a raudales y realmente nunca sufres para conseguirlo; incluso cuando hay misiones que solo sirven para detener tu avance y hacer que hagas otras cosas (como cuando necesitas 100,000 piezas de oro para contratar a alguien), la espera es muy corta porque siempre encuentras todo muy rápido.

Conclusión

El juego es una aventura ligera, con ciertos rasgos de RPG y diversión sin muchas pretensiones que lo hacen parecer un arcade o un juego casual que puedes jugar en tiempos muertos o mientras esperas algo (lo que hace que la versión de Switch sea muy buena), pero no hay mucho más allá de eso.

La historia es predecible, trillada y familiar en más de un sentido. El modo de juego cansa después de un tiempo y no hay suficientes elementos para hacerlo emocionante o variado. Incluso cuando tienes que atacar puertos en vez de barcos, la experiencia es básicamente la misma. No hay cómo comandar a otros barcos, no hay cómo preparar estrategias y todo depende del equipo y las habilidades que tengas equipadas. Eso no está mal, pero es una fórmula gastada que no da mucha emoción.

El juego cuesta entre $300 y $500 MXN, dependiendo de la plataforma donde decidas comprarlo, algo que de hecho le añade puntos porque dada la experiencia de juego, sería complicado pagar más. Si quieres jugar algo ligero, económico y que te dé algunas horas de diversión, valdrá la pena, de cualquier otra manera mejor guarda ese dinero para algo mejor.

Barco en alta mar

4 Comments

  1. Por las imágenes y el Gameplay parece un juego de celular de esos genéricos que abundan en las tiendas…

    • La verdad es que sí… tiene muchas cosas buenas, no creo que sea simplemente un juego genérico, pero definitivamente pudo haber estado mejor.

  2. Cuál es el que juega gabo?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario *
Name *
Email *
Website

Artículos recientes

Artículos relacionados