E3 2021 ya comienza a sonar entre la multitud de jugadores. El evento más importante de la industria ya fue cancelado hace un año, pero parece que esta vez regresará en formato digital.

¿Por qué un E3 2021 digital?

E3 2021

La razón es obvia. Aunque la situación en el mundo debido a la pandemia es diferente, eso no quiere decir que no sea tan crítica como hace un año. Eventos presenciales del calibre de un E3 2021 aún no pueden considerarse, pero con buenas medidas de salud y seguridad sí que podríamos tenerlo de vuelta.

La ESA (Entertainment Software Association) habló sobre el tema y, aunque aún nada es concreto, E3 2021 está planeado para llevarse a cabo de manera digital. Incluso el formato regular —es decir, el presencial— no ha sido descartado; todo dependerá del avance en el mundo de aquí a junio.

Eso no fue lo único que anunciaron: E3 2021 le permitirá a las compañias que decidan participar llevar a cabo conferencias de hasta dos horas de duración. Sería similar a lo que acostumbramos en el evento, pero con la seguridad de disfrutarlo desde casa.

¿Qué significa esto para el evento?

E3 2021 PlayStation

Desde los últimos años, el evento ha perdido poco a poco el impacto que solía tener en la industria. Ya no es el titán que todo jugador solía admirar, compañías como Sony han dejado de participar y la cancelación del 2020 fue, según varios analistas, el golpe final.

Sin embargo, una reestructuración que bien podría comenzar este año le ayudaría enormemente a mantenerse fuerte en la industria. Geoff Keighley, una de las figuras más importantes del evento, confirmó que el Summer Game Fest regresará en el 2021 y obviamente esto complica las cosas para el E3. Mientras uno se realiza durante el transcurso del verano, el otro se llevaría a cabo en un lapso de tres días (como sólía acostumbrarse). Esa puede ser la clave para organizar algo original.

¿Tú qué opinas? ¿Deberían hacer un E3 2021 digital o mejor cancelarlo de nuevo? Es momento de ver si el esfuerzo de sus organizadores logrará darle una segunda vida al legado.

Fuente